Componentes de una zapatilla de running


    Para poder comprender la función que hace una zapatilla de running y poder elegir la que mas nos conviene, es importante familiarizarse con la terminología en lo que se refiere a sus componentes y sus características.
    En esta entrada se van a definir y describir algunos de los más básicos y sobre los que cualquiera puede profundizar si lo desea.

    Una zapatilla de running se compone de:
    • Suela
    • Mediasuela
    • Upper o parte superior
    SUELA
    Es la parte que hace contacto con el suelo. La variabilidad vendrá dada entonces dependiendo del terreno sobre el que vamos a correr con ellas. La mayoría tiene estrías perpendiculares al sentido de la marcha para facilitar el desplazamiento. Estas estrías funcionales denominadas surcos de flexión son parte también de la mediasuela. Los materiales con los que se fabrican son de una gran resistencia por lo que hoy en día ya no se puede mirar el desgaste de una zapatilla por el desgaste de su suela.
    Las zapatillas para correr en asfalto suelen tener una suela con poco relieve y las de trail poseen una mayor profundidad para un agarre mayor. Entre los dos extremos existen las suelas medias. Las hay también específicas para terrenos determinados como la hierba o la roca mojada, y con tacos colocados de forma estratégica para favorecer el agarre en pendientes o en bajadas.
    Hay zapatillas de trail con las que se puede correr en asfalto, son las denominadas polivalentes, lo que pasa que no es igual que con unas de entreno normales y la suela se desgasta mucho más rápidamente.
    Suela NB de zapatilla de competición para asfalto
    Suela Adidas de zapatilla mixta para asfalto y caminos
    Suela Brooks de zapatilla de trail polivalente
    Suela Inov-8 de zapatilla de trail para hierba roca mojada

    Suela Asics de zapatilla de entreno para asfalto y caminos



    Suela Vibram de gran resistencia a la abrasión de zapatilla minimalista





    MEDIASUELA
    Es, indiscutiblemente, la parte más importante de una zapatilla

    La mediasuela es la toda la parte de la zapatilla que queda entre el pie y  el suelo, exceptuando la suela y la plantilla.
    La parte superior o upper es lo que cubre el pié y lo envuelve por los lados y por arriba.
    Esta importancia viene dada porque es aquí donde se alojan casi todos los elementos de amortiguación y protección de la estabilidad y de transmisión y retorno de fuerzas.
    Tenemos desde el extremo de las zapatillas minimalistas que no tienen mediasuela la mayoría, hasta las zapatillas para corredores/as de gran peso, pisada difícil y grandes kilometrajes con una carga tecnológica en la mediasuela que da para una tesis doctoral.
    Un término importante para comprender la compra de una zapatilla es el DROP.
    El drop es la caída o inclinación que hay entre el talón y la parte delantera del pie. Su perfil. La diferencia de altura entre el grosor de la parte delantera de la mediasuela y el grosor de la parte del talón. Hace no muchos años el drop de las zapatillas dependía de si eran para competir o para entrenar. A las de competir se les ponía poco drop, eran más planas, lo que favorecía el rendimiento. Además necesitaban menos carga de material de amortiguación en el talón por la misma razón. Las de entrenamiento por el contrario eran muy altas de talón y poco de la zona delantera, tenían mucho drop. Llevaban toda la carga amortiguadora detrás, así como los elementos estabilizadores en su mayor parte. El drop podía llegar a ser de 15 mm. en e este tipo de calzado.
    Hoy en día, y como hemos dicho en otro apartado, las zapatillas no pasan de 10 mm las más avanzadas, y hay de 8 muy bien equilibradas que sirven para entrenar y hacer km, lo que antes era impensable. Incluso hay calzado más adaptado a corredores con buena técnica con drop 4 e incluso 0, que sin ser minimalista, busca la eficiencia y la funcionalidad extrema sin sacrificar toda la protección.


    Perfil zapatilla de entreno 

    Perfil zapatilla de competición


    Como decía, la mediasuela aloja el porcentaje más importante en cuanto a tecnología en el calzado deportivo.
    La placa base en prácticamente la mayoría de las zapatillas es la EVA un material de baja densidad, ligero y flexible que se utiliza por sus propiedades amortiguadoras ya que recupera rápidamente su  forma después de someterlo a cierta presión, aunque su resistencia se ve reducida por variaciones de temperatura y por el uso.
    Adidas acaba de lanzar un nuevo sistema -BOOST- que prometer revolucionar con un tipo de material que no es EVA, es TPU, y que tiene una propiedades de recuperación, amortiguación y respuesta mayores y una estabilidad en prestaciones también superior por el uso o la temperatura.

    La EVA por si sola no es es gran cosa, de hecho todas las zapatillas no técnicas tienen suela de este material y ni amortiguan ni estabilizan lo suficiente como para proteger en carrera.
    Así, la mayoría de fabricantes añaden placas de otros materiales para aumentar las prestaciones en cuanto a amortiguación y estabilidad y es aquí donde todos prometen haber descubierto el material definitivo...todos los años.
    En la actualidad y en lo que a las casas más conocidas se refiere, este es el panorama, sin profundizar mucho, solamente con el objetivo de saber a que nos vamos a enfrentar.

    ADIDAS añade el Adiprene y el Adiprene + para dar mayor amortiguación y estabilidad tanto al talón como al antepié. También utiliza el sistema Formotion en el talón para favorecer el contacto más suave y progresivo.
    ASICS añade una placa de silicona especial que denomina GEL y el Solyte y la Speva con la misma finalidad.
    BROOKS sus sistemas de líquidos en la suela denominado DNA y una silicona denominada Hidroflow.
    MIZUNO y su sistema de placa en ola o WAVE.
    NEW BALANCE tiene el sistema de materiales denominado ABZORB y N2
    NIKE Ya dejó atrás, aunque no definitivamente, su famoso AIR introducido en 1979 y que se basaba en la burbuja de aire amortiguadora. Ahora trabaja con materiales ligeros como el Lunarlite y otros
    SAUCONY y sus sistema PROGRID

    Como resumen en este aspecto conviene decir que todos, absolutamente todos, los fabricantes buscan compuestos cada vez más ligeros y resistentes, que además estabilicen la pisada y amortigüen de los impactos conjuntamente y rebajan con todo ello el drop o perfil del calzado. Y conjugar todo esto con una mayor funcionalidad del calzado. O lo que es lo mismo, proteger sin corregir demasiado, favoreciendo los sistemas propios del organismo y complementarlos.
    También indicar que antes toda la carga amortiguadora se ponía en la zona del talón, ahora se reparte por toda la planta.

    Pero como la estabilización y la amortiguación son dos conceptos que se contraponen, no queda más remedio que añadir, en el caso de las zapatillas destinadas a los pronadores/as, elementos que ayuden a estabilizar la pisada cuando es necesario (mucho peso, muchos km).
    Estos elementos también van alojados en la mediasuela, casi todos, y suelen incrustarse el parte medial o interior de la misma. Por eso se llaman a estas suelas de doble densidad, ya que tienen zonas más duras o estables y zonas más blandas que amortiguan.
    La altura donde se colocan estos "refuerzos" depende de donde se quiera proteger. Más en el arco, más en el antepié, el talón o global.

    Asics Kayano con sistema antipronación debajo del arco (en negro)
    En este sentido decir que antes los refuerzos eran mucho más ortopédicos y menos funcionales y que los nuevos materiales han permitido eliminar parte de esas pesadas cargas y hacer de este tipo de zapatillas algo mucho menos rígido.

    La Brooks Beast, para corredores/as que necesitan mucho control de pronación. La zona gris de la mediasuela y el refuerzo impiden que el  pié prone. La zona blanca es más blanda. Esto es algo excepcional ahora, antes era casi la norma.


    Hay otros elementos que se insertan en la suela o en la mediasuela, como placas que favorecen la transición de la pisada o estabilizadoras en el caso de zapatillas de trail, pero este no es un blog para profundizar en estos temas. Se trata de dar una visión global para tener una referencia y que quién este interesado tenga un punto de referencia para seguir investigando y curioseando, o para alguna entrada posterior si es necesaria.

    UPPER
    O parte superior de la zapatilla. Tenemos que saber que aquí también van alojados elementos de estabilización de la pisada. De amortiguación no por razones obvias. Los hay con membranas impermeables para correr en terreno mojado o en climas húmedos y más o menos transpirables para otro tipo de ambientes. Tienen refuerzos colocados de manera estratégica en ocasiones con la finalidad de proteger si vamos a correr por el monte, con ramas y piedras. En otras ocasiones la finalidad es estabilizar y también cada marca tiene sus sistemas que no vamos a nombrar, pero que hacen que su calzado tenga un look particular.
    La tendencia actual es a quitar refuerzos innecesarios, a despojar la zapatilla de lo superfluo, volverlas más ligeras, con telas y materiales muy transpirables que permitan respirar el pie. Lo último son las zapatillas de running sin costuras en el upper, más cómodas y adaptables que las tradicionales. Pero esto todavía no está generalizado.

    Saucony Kinvara 4, upper sin costuras, ajuste dinámico para  un correr mas funcional con tejido FlexFlim

    Nike Flyknit Trainer, upper de tejido sin costuras con un ajuste dinámico que se adapta a la forma cambiante del pié durante el ciclo de la marcha

    Adidas Energy Boost con upper de tejido techfit y sin costuras







    New Balance 1080 V3 con un upper de tejido tradicional transpirables y refuerzos externos con costuras


      8 comentarios:

      1. Me encanta tu entrada ahora he entendido muchos conceptos que antes se me escapaban

        ResponderEliminar
      2. Es normal que el interior de la zapatilla, debajo de la plantilla haya ranuras de flexion en el antepie?

        ResponderEliminar
      3. Hola Unknom
        Gracias por tu comentario
        No tienen sentido las ranuras de flexión del antepie en el interior de la zapatilla ya que es la parte cóncava de la flexión en el apoyo, que tiende a converger, al contrario que la parte exterior que se expande, se alarga y se convexa y por este motivo lleva esas funcionales ranuras que cada marca y modelo resuelven de manera diferente en relación a lo que se espera de esa zapatilla en concreto,

        ResponderEliminar
        Respuestas
        1. Hola, compre unas asics gelrunmiles del decathlon que si las llevan (las ranuras) son 4 ranuras, creo que algo si hace para ayudar a flexar y note una especie de quemazon y dureza en la zona del antepie no se si sera por eso,las deje de usar, la mediasuela en el interior no deberia ser lisa es que mosquea mucho que eso pueda afectarle a la morfologia del pie o se desarrolle mas la zona del antepie

          Eliminar
        2. Hola de nuevo
          Poner ranuras en una zona de convergencia contribuye mucho mas a la inestabilidad que a la flexibilidad. Hay muchas otras soluciones que permiten la flexión sin desestabilizar.
          De todas formas para afectar a la morfología y desarrollar mas una zona que otra hay que ser muy constante con un estímulo y ese modelo de zapatillas es bastante pobre por lo que su durabilidad no lo permite.
          Para poder escoger el modelo que se adapte a tus necesidades creo que te puede interesar leer otra de las entradas del blog http://zapatillascaminacorre.blogspot.com.es/2013/03/criterios-para-elegir.html
          Gracias

          Eliminar
      4. Hola. que tal. Tengo pie plano, y necesito zapatillas deportivas para caminar. Son recomendables entonces las running?

        ResponderEliminar
        Respuestas
        1. Hola
          Hoy en día hay calzado específico para caminar y no necesitas unas zapatillas de running para hacerlo, aunque puedes utilizarlas,pero no están diseñadas para ese fin. El tener pies planos no es un condicionante a la hora de necesitar mayor protección, salvo en caminatas exigentes tanto en volumen como en dificultad. El pie plano funcional se beneficia mucho de un trabajo de adaptación progresiva que precisamente se hace con calzado de poca protección y no le interesa la sujeción excesiva y constante.
          Claro que esto es a medio y largo plazo. Seguramente a corto plazo te sientas más cómodo con protección, pero eso no quiere decir que sea lo conveniente.
          Gracias

          Eliminar
      5. Estupenda entrada! Ahora entiendo bastantes cosas. Está muy bien explicado. Gracias!

        ResponderEliminar